Los altos niveles de azúcar en sangre y otras alteraciones asociadas a la diabetes –presión arterial alta, alteración de los lípidos, obesidad– provocan daños en los vasos sanguíneos, lo que motiva que la enfermedad cardiovascular sea una complicación muy frecuente y la principal causa de muerte y discapacidad en las personas con diabetes.

Alrededor del 80% de las personas con diabetes tipo 2 fallecen a causa de una enfermedad cardiovascular

Así, con el objetivo de prevenir el aumento de la incidencia de esta patología, sus complicaciones asociadas e informar sobre la relación entre diabetes y enfermedades cardiovasculares, se ha puesto en marcha una Campaña de concienciación que cuenta con el apoyo de la Fundación Española del Corazón (FEC), la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), la Fundación RedGDPS, la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), la Federación Española de Diabetes (FEDE), la Sociedad Española de Obesidad (SEEDO-SEO), la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), la Sociedad Española de Diabetes (SED), la Fundación para la Diabetes (FED) y la Fundación SED.

Todas las entidades implicadas en la campaña coinciden en que es necesario emprender acciones que sensibilicen a la población acerca de la estrecha relación que guarda la diabetes con las enfermedades cardiovasculares. Al respecto, Petra Sanz, portavoz de la Fundación Española del Corazón (FEC), recuerda que “la diabetes tipo 2 es en sí misma un factor de riesgo cardiovascular. La hiperglucemia y la insulinoresistencia propias de la diabetes aceleran o intensifican la arteriosclerosis, propia del envejecimiento, con las consiguientes complicaciones cardiovasculares”.

Una situación ante la que como indica la Dra. Sonia Gaztambide, presidenta de la Fundación de la Sociedad Española de Diabetes (SED), “hay que transmitir al paciente la importancia que tiene la diabetes tipo 2. Sin generar miedo, pero siendo conscientes que tenemos que motivarle para que comprenda que un control inadecuado de la misma puede originar trastornos y complicaciones graves para su salud”.

Además, el 80% de los casos de diabetes tipo 2 se pueden prevenir adoptando hábitos de vida saludables. Sin embargo, la prevalencia de diabetes en nuestro país no deja de crecer. Cada año, 400.000 personas son diagnosticadas de diabetes tipo 2 en España. Así que, “realizar un correcto seguimiento farmacológico, hacer ejercicio físico, llevar una dieta equilibrada y evitar hábitos de vida poco saludables, como fumar o el sedentarismo, es vital para reducir tanto los casos de diabetes como las complicaciones que pueden sufrir quienes ya la padecen”, explica Mercedes Maderuelo, gerente de la Federación Española de Diabetes (FEDE).

Fuente:

Canal Diabetes

Mis favoritos