Un equipo de investigación de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), en colaboración con investigadores del Instituto Karolinska (Suecia), han detectado que una anomalía genética podría ser clave para el desarrollo de nuevas terapias contra la diabetes.

Expertos españoles y suecos detectan que una anomalía genética podría ser clave para nuevas terapias contra la diabetes

En concreto, a través de un análisis genético profundo, los expertos lograron identificar una mutación en el gen que codifica la proteína TXNIP, la cual ha sido estudiada por su relación con el sistema de la tiorredoxina, uno de los sistemas principales de protección celular frente al estrés oxidativo, también necesario para la síntesis y mantenimiento de nuevo material genético.

Dicha mutación, nunca antes identificada en humanos, conduce a una ausencia total de TXNIP. “De hecho estudios previos sobre la función de esta proteína en modelos animales sugerían que podría ser una diana potencialmente interesante para el tratamiento de la diabetes, ya que el exceso de TXNIP se había visto asociado con problemas en la regulación de los niveles de azúcar en sangre”, han dicho los expertos, cuyo trabajo ha sido publicado en la revista ‘Diabetes’.

Por tanto, los resultados muestran por primera vez la importancia de TXNIP en la regulación del metabolismo corporal en humanos. “Los resultados obtenidos en células de pacientes explican muchos de los síntomas observados en los pacientes”, han detallado los autores, quienes además han podido confirmar que es posible vivir en ausencia total de TXNIP.

Asimismo, los resultados también han mostrado que una inhibición parcial de esta proteína podría servir para modular el metabolismo del azúcar en pacientes diabéticos, siempre y cuando se controlen adecuadamente los niveles de ácido láctico en sangre.

Sin embargo, los investigadores han destacado la importancia de ser “cautos” con los resultados porque todavía queda “mucho trabajo por hacer” para entender el papel exacto de TXNIP en el metabolismo humano, por lo que han reconocido que se necesitan más estudios para poder plantear terapias antidiabéticas dirigidas contra TXNIP.

Fuente:

Europa Press

Mis favoritos