Post

Expertos analizan los riesgos del paciente tras un episodio de hipoglucemia

Adecuar el tratamiento a las características del paciente, saber identificar los síntomas y cómo tratar la hipoglucemia de forma precoz son las claves para prevenir su aparición.

Así lo afirma Antonio Pérez, director de Unidad, Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau en Barcelona y coautor del artículo ‘Epidemiología, calidad de vida y costes asociados a la hipoglucemia en pacientes con diabetes en España‘, publicado en Diabetes Therapy.

Este estudio se ha basado en  el análisis de 15 artículos relativos a 14 estudios realizados en España, publicados entre enero de 2007 y abril de 2017. Entre las conclusiones del mismo está el coste que supone un episodio de hipoglucemia para los sistemas sanitarios. A este respecto Antonio Pérez informaba de que “los datos que tenemos en España sitúan el coste mínimo en unos 400 euros hasta 2.500 euros, como coste medio del tratamiento de una hipoglucemia grave que requiera hospitalización”.

En estas cifras se incluyen los costes directos de atención al paciente -como puede ser realizar una visita médica, acudir a urgencias, una hospitalización o el tratamiento que se le aplique- que representan el 60 por ciento del consumo de recursos, mientras que el 40 por ciento restante podrían ser los costes indirectos, aunque el experto ha apostillado que estos resultan difíciles de evaluar.

Más allá del coste económico está el coste social para los pacientes. Sobre esta cuestión, Antonio Pérez aportaba que el miedo a recaer puede ocasionar fobia o pavor a someterse a un control adecuado de su enfermedad, lo que afecta a la vida social y laboral de los pacientes. También existen otros riesgos muy importantes derivados de la hipoglucemia, que puede inducir lesiones neuronales a medio y corto plazo, así como un riesgo aumentado de problemas cardiovasculares. De hecho, entre las conclusiones se destaca que aquellas personas que han sufrido episodios de hipoglucemia tuvieron peor calidad de vida que aquellos que no informaron de estos eventos.

Por último, respecto al perfil de los pacientes, los casos de hipoglucemia eran más frecuentes en aquellas personas con tratamientos como algunos fármacos orales o los programas más intensivos con insulina que pueden influir en la propia hipoglucemia. Sin embargo, no hay que olvidar que estos episodios también se ven condicionados por características individuales “cuando nos encontramos con personas más mayores, con insuficiencia renal o hepática, el riesgo de sufrir una hipoglucemia grave aumenta”, concluía el director de Unidad, Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau en Barcelona.

Fuente:

El médico Interactivo