Se estima que en 2040 habrá en el mundo 642 millones de pacientes con diabetes.

Día Mundial de la Diabetes: Más del 25 % de la población tiene un trastorno del metabolismo de la glucosa

El 14 de Noviembre se celebra el Día Mundial de la patología, que en esta edición pone el foco en la familia y en la importante labor que realiza para llevar hábitos correctos de vida, detectar complicaciones y realizar una correcta monitorizacion de los niveles de glucosa.

En el año 2015, 415 millones de adultos en el mundo tenían diabetes Se estima que en 2040 la cifra aumente a 642 millones. Según datos del estudio Di@bet.es, impulsado por el Ciberdem, el 8.5 por ciento de la población está diagnosticada de diabetes. Además, casi un 6 por ciento la padece y no lo sabe y un 12 por tienen un diagnóstico de pre-diabetes. El 14 de Noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes, con el lema Familia y Diabetes, y la peculiaridad de extenderse durante dos años, para alinear mejor la campaña del Día Mundial  con el plan estratégico actual de la International Diabetes Federation (IDF) y facilitar la planificación, el desarrollo, la promoción y la participación.

Según Anna Novials, presidenta de la Sociedad Española de Diabetes, “más de un 25 por ciento de la población española padece algún trastorno del metabolismo de la glucosa”. Datos de seguimiento del mismo estudio demuestran que cerca de 400.000 personas desarrollan diabetes cada año. La cifra de incidencia de la enfermedad en la población adulta en 11,58 casos por 1.000 personas-año, lo que representa unos 386.003 nuevos casos cada año. El retraso en descubrir la enfermedad implica que cuando se diagnostica un 50 por ciento de las personas pueden presentar ya alguna complicación crónica derivada de la misma.

Para la Federación Española de Diabetes (FEDE) estos datos son preocupantes y esclarecedores, puesto que la epidemia de diabetes sigue avanzando, lo que hace necesario que se amplíen los esfuerzos para frenarla. En este sentido,  desde FEDE se ha reivindicado la importancia de la formación y la educación continuada en el tiempo para los pacientes, en la gestión de la diabetes, además de la adopción de hábitos de vida saludables, con los que se podrían prevenir el 80 por ciento de los casos de diabetes tipo 2.

Sonia Gaztambide, presidenta de la Fundación de la Sociedad Española de Diabetes (FSED), ha explicado que “un diagnóstico de diabetes mellitus tipo 1 en un niño/adolescente/joven/adulto es un choque para el paciente y su familia, y todos tienen que ser educados para adquirir unos conocimientos mínimos”. Cuando esto sucede la familia debe adoptar un patrón de alimentación adecuado y tiene que aprender a actuar frente a situaciones graves y, “en caso de niños, son los padres los que deberán tomar las decisiones. La diabetes tipo 2, aunque no se precise insulina, debe modificarse el estilo de vida, corregirse malos hábitos de alimentación y fomentarse el ejercicio regular y programado, todas ellas acciones que precisan de la colaboración inestimable del entorno familiar”.

Fuente:

Diario Medico

Mis favoritos